REVIEW JOLLY JOKER “HERE COME…THE JOKERS!!”

jollyjokerportada-250x250_phixr%20(1)Tras un auténtico clásico contemporáneo como supuso Sex, Booze & Tattoos, estaba claro que la tarea no era fácil…Jolly Joker parieron a mi entender una obra excelsa en muchos aspectos, y los valencianos sabían que el siguiente movimiento por el tablero sería decisivo para su carrera.

 

 

 

 

Y aquí tenemos la siguiente pieza del puzzle…Here Come…The Jokers!! no sólo es muy buen trabajo nacional, sino que además, diría que en ámbito internacional es muy complicado que otros endiosados y renombres superen lo que Jolly Joker han logrado en su nueva obra. Que sí…que empezar una review echando tantas flores es arriesgado, ¿y que?. Si no me crees, acomodaté y analiza lo que aquí tenemos y piensa, ¿no está el trabajo a la altura de cualquier clásico de los 80/90?. Yo diría que sí. Solo que el abanico se abre a favor de influencias notables de otras bandas más actuales como Backyard Babies, sobre todo en el ámbito de la producción, pulida, potente, pero dejando entrever una suciedad moral y personal.

Ya de por sí el artwork resulta molón a más no poder, y denota una profesionalidad absoluta, orientada a ofrecernos un producto atractivo, pero es comenzar Rockin’ In Stereo y el pié comienza a moverse, y nuestro sentimiento más sleazy empieza a correr por nuestro cuerpo más fuerte que nunca. Enormes guitarrazos por parte de Janick y Eddie, que hacen un impresionante trabajo durante la duración del mismo. Luke y Kickstarts conforman un muro sólido y salvaje…pero Lazy…no es que sobresalga, porque todos son unos fenómenos a su instrumento, pero es que la fuerza que imprime al estribillo, asi como su actitud vocal es de sobresaliente. Un nuevo icono que no sólo sabe moverse con sus cuerdas, sino que además, es un jodido torbellino en escena. Es un single claro, con claras influencias, pero que posee la suficiente personalidad como para que no las nombre. Yo ya escucho a Jolly Joker, y aunque se que Lane puede hacer lo que le venga en gana con su voz, e imitar a quien le plazca, es escuchar su chorro dos segundos, y sé que es el. Eso me dice mucho de cara a este segundo trabajo, que no sale del reproductor de mi viejo coche, ni creo que salga a lo largo del año.

Más sucia, más en la onda Hardcore Superstar, Hey You es otro puñetazo sobre la mesa, sencilla, macarra y con un buen rollito en sus formas que será dinamita en los directos. Y ya, una vez despejada la duda de si los valencianos mantendrían un nivel digno después de su enorme debut, seguimos la escucha, y nos damos cuenta de que aquí todo está hecho con el corazón y un mimo hacia su propia música, que hace del disco algo irresistible. Si no escucha el tercer tema, Sidewalks, y sabrás de lo que hablo, con un estribillo, que de haberlo facturado Ratt, sería uno de sus bises seguro. Pero como he dicho, hay detalles de producción, más concretamente en el tratamiento de guitarras, que nos traen a la mente a gente más contemporánea y de ideas más actuales. Buenísimo puente con el bajo de Luke partiendo el bacalao, en un guiño a los mejores Skid Row.

No Way Out, más desentendido y fiestero, es toda una oda a lo que representa el sleazy más puro, usando Lane gran cantidad de registros que dan versatilidad al disco y al tema en concreto, mientras que Showgirls muestra el lado más amable de la música de los Jokers, y aquí si que podría hablar de Mötley Crüe en el olor de las melodías, aunque como digo, todo se salpica de una personalidad aplastante por parte de toda la banda, que aúna sus formaciones motivadoras, con un gigantesco afán de sonar auténticos, potentes y a ellos mismos, algo que logran con creces. Y con una vena más sueca, Ride On es un corte que engancha a la primera, y que incluso, en las guitarras iniciales, he saboreado algo de Turbonegro, aunque luego la composición sea sleaze puro y duro.

Full Of Beans es un SUPERHIT…así de sencillo. Mucho más punk que el resto de temas, alegre y con unas estrofas que se te quedan en la cabeza y que es imposible desprenderse de ellas. Y ese tono nasal de Lane en el corte, así como los buenísimos coros, sitúan a la pieza como una de las canciones del año, os lo garantizo. AC/DC asoman en en Perfect Life en los punteos del inicio, para dejarnos un corte en el que nos topamos, musicalmente, con un estribillo que podría cantar Johnson, pero cuya estructura también está cercana a bandas como Almighty o Zodiaz Mindwarp, por momentos y prestando atención a la escucha, claro.

Se acerca el final con la preciosa Way Back Home, un medio tiempo que se convertirá en el respiro de la fiesta, y en la que los nuevos y veteranos sleazers abrazarán a sus chicas en los conciertos de los valencianos. King Size es puro rock fiestero, con gran cercanía a Mick Mars en las guitarras iniciales, y una simpáctica evolución y desarrollo que te dibujan una sonrisa nada más escucharla. Damned sigue la senda marcada por la banda, con un riff que posee un extra de originalidad, y para terminar, No Place To Go cierra, a golpe de puro rock, un trabajo REDONDO, sin fisuras, repleto de temazos y creado para mover el esqueleto y disfrutar a lo grande.

Grandes músicos y mejores individuos, Jolly Joker han logrado el que para servidor sea un disco insuperable en cuanto a sleaze rock se refiere. Y eso es tener la boca grande por mi parte, sabiendo lo que grabaron hace unos años. Pero me arriesgo y rompo esa lanza sin despeinarme.

2 de 2…chavales…estamos ante una de la grandes bandas del futuro. Y del presente, no nos olvidemos.

Crítica: José Rojo. Metalzone.biz


Comments are closed.